P. N. Los Glaciares

P. N. Los GlaciaresP. N. Los GlaciaresP. N. Los Glaciares

 

 

 

P. N. Los Glaciares

 

En nuestro recorrido por la Patagonia, pasamos tres noches en “El Calafate”. Desde allí, hicimos base para recorrer el parque Nacional de los Glaciares, comenzando por: Perito Moreno.

La ciudad de Calafate dista como 1 hora y media del lugar. Atravesando la estepa, es fácil contempar:  guanacos, liebres, pájaros rapaces y dicen que hay predadores, mucho más difíciles de ver como el puma.

La carretera es bellísima. Una estepa de tonalidades mostazas con el constraste del color turquesa del lago Argentino. Larguísimas rectas con suaves curvas que harán de tu paseo una gozada, con opción a parar en el camino y degustar el fruto del calafate (si vas en verano).

La fama del Perito Moreno, existiendo tantos glaciares en el mundo, solo la justifica una cosa: es sin ningún genero de dudas, el más bello de todos. 

La visita consta de dos partes:

  • La primera la hicimos recorriendo los senderos habilitados hasta un restaurante panorámico
  • La segunda, embarcamos en un catamaran para ver el lado sur del glaciar desde el Brazo Rico.

Son perfectamentes abordables, incluso para personas con dificultad de movilidad, ya que además de las rampas, cuenta con un ascensor.

Al día siguente, navegamos por el Lago Argentino, un recorrido de 140 km, donde realizas que esta visita, todavía te gustó más que la del Perito … ¡Si, Si ! Créeme.

 

 

 

 

 

Shiraz y el exceso de su pasión.

Viaje a Irán

Viaje a Irán – Mis secretos no son conocidos por todo el mundo; pero la rosa sabe con certidumbre cuales son.

Así contestó el Ruiseñor a la Abubilla (el pájaro favorito de Salomón), en el magistral libro sufí (la conferencia de los pájaros).

Justificando su falta de interés en buscar su fuente, su origen… a Dios.

Le bastaba la belleza de la rosa, como a ti viajero empedernido que cuando te adentres en Irán. Te bastará con contemplar a Shiráz para saberte plenamente compensado por tu esfuerzo….

Viaje a Irán

Interior de la Mezquita Rosa o Nasir al-Mulk.

Ve en la noche al jardín, junto a la fuente,
donde ya el loto bajo el agua duerme.
¡Y levántate el velo! Creerá el loto
que ha amanecido, y se erguirá por verte.
(Hafez de Shiraz)

Viaje a Irán

Patio de la Mezquita Rosa. En las casas y mezquitas de Irán siempre encontrarás un estanque con peces.

Hafiz

Uno de los grandes poetas persas, nació, vivió y murió en Shiraz y nunca quiso abandonar esa ciudad donde el sol hacía bailar los colores y las blancas casas se tornaban de plata bajo la luna, que embrujaba las cúpulas de las mezquitas.

Viaje a Irán

Cúpula Mezquita Rosa

Deja tus preocupaciones
y ten un corazón completamente limpio,
como la superficie de un espejo
que no contiene imágenes.
Si quieres un espejo claro,
contémplate
y mira la verdad sin vergüenza,
reflejada por el espejo.

Si es posible el metal pulir,
hasta que parezca un espejo,
¿Cuánto es posible pulir,
del corazón el espejo?
Difieren solo en un punto
el corazón y el espejo,
el corazón secretos oculta
ninguno guarda el espejo.

Viaje a Irán

Shiraz, al estar situada en la Ruta de la Seda, era paso obligado de las caravanas procedentes de Venecia que portaban espejos a China y que cuando se rompían, sus pedazos eran vendidos para decoración de palacios y mezquitas como el maravilloso Santuario Chií de Ali Ebn e Hamzeh

Viaje a Irán

Los espejos son simbolo de sinceridad en la cultura Persa y son omnipresentes en sus casas palacios como la de Narajestán o el Jardín de las Naranjas Amargas.

Ved al monje, al asceta venerado;
él es la virtud misma; sin sombra de pecado.
El más severo juez encontrar no podría en él
la menor cosa que mereciese crítica.
Pero ¡aguardad un poco!…
Que Suleima, al pasar, fije en él su mirada seductora, fatal,
y veréis cómo el pobre empieza a dar traspiés e igual que un poetilla versos a componer.

Tumba del Poeta Hafez

Viaje a Irán

 Cientos de jóvenes vienen a venerar su tumba diariamente y juegan a recordar de memoria sus poemas.

No critiquéis al prójimo; benévolos
inclinaos al perdón;
todos pecamos; no hay que ser severos
ni usar tanto rigor.
Si todos conociéramos las vidas
de los otros, de fijo
se acabaría el orgullo, y la clemencia
ocuparía su sitio.

Viaje a Irán

Santuario de Alí

Viaje a Irán

Mezquita del Bazar. En Irán las visitantes deben llevar un pañuelo en la cabeza pero como podéis comprobar es bastante llevadero.

Viaje a Irán

Mirhab de la Mezquita del Bazar

En Savitur, tu agencia de viajes de Málaga, tenemos una dilatada experiencia en viajes de grupos a Irán. Si quieres viajar a Persia, no dudes visitar de vez en cuando nuestra página web: Savitur

Más artículos sobre Irán 

La educación y costumbres de Japón

Viaje a Japón

Aún estaba en el avión con destino el aeropuerto de Narita (Tokio) acababan de encender las luces de cabina para para prepararnos para el aterrizaje y veo como una Sra. japonesa, toma el edredón y la almohada que nos habían dado y lo dobla.

Viaje a Japón

Edredón de Turkish Airlines

 

Envuelve en su gasa y ata con un lazo de forma que quedo igual y mejor que como se lo entregaron.

Viaje a Japón

WC Japonés

 

 

Ya en el aeropuerto, mientras esperamos las maletas vamos al baño y el WC parece sacado de una película de Stark Trek.

Hay un botón para calentar el asiento, absorber “olores”, otro para camuflar “ruidos”, otro para limpiar la zona “trasera” y otro para limpiar la zona “delantera”.

Superadas las dudas de su uso y el cachondeo del grupo, con nuestras maletas nos dirigimos al encuentro con nuestra guía Keiko San.

Viaje a Japón

Mioko, nuestra guía en Japón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra guía

Los japoneses son muy ceremoniosos en cuanto a los saludos: lo primero que debes aprender es que no estrechan la mano como nosotros.

Ellos se inclinan cortésmente y depende del grado de inclinación el saludo es más o menos ceremonioso.

El de 45º es el culmen, pero si tienes la espalda como yo, ni lo intentes. Detrás de tu nombre siempre terminarán diciendo “SAN” o sea Toon San, Pepe San, Eulalio San, Mónica San…

Viaje a Japón

Maiko en el barrio de Gión

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Costumbres

No verás entre los japoneses usar muchas gafas de sol porque consideran una falta de respeto no mostrar los ojos mientras se habla con otra persona.

De ahí que se protejan del sol usando paraguas (ellas) y ellos con viseras. Las mujeres gustan de protegerse del bronceado (les gusta estar blancas) y no es raro verlas con unos manguitos negros.

Viaje a Japón

Amabilidad

En una semana no hemos visto a Keiko San dejar de sonreír, mostrar un solo minuto de cansancio o parecer aburrida.

El trabajo en Japón es cosa seria pero además os aseguro que en ningún momento tuvimos la sensación de que era una “pose” o una obligación.

No se perdió nadie, no se despisto nadie porque esta Sra., se molestaba antes de empezar cualquier visita en dibujar un plano explicando la ruta de la visita y se cercioraba que todos lo hubiéramos comprendido.

Viaje a Japón

Madres en Japón

A mitad de semana, se disculpó ante mi porque no había conseguido “memorizar” los nombres de todos los viajeros y a veces no supo llamarlos por su nombre.

Tras pasar nuestra primera noche en Tokio, nos dispusimos a visitar el templo de Asakusa.

En sus alrededores vi a un hombre-taxi y dudé si hacerle una foto porque el calor y la humedad eran tremendos y pensé sólo le faltaba que un guiri le hiciera una foto para mandarme a donde “pico el pollo” pero aquí podéis mirar la reacción.

Y no solo este hombre, por todos lados los japoneses con toda amabilidad te dan facilidades para que los fotografíes.

La pulcritud

En otra ocasión del viaje, le entregué a Keiko San un billete de 10.000 yens para pagar un taxi y cuando me trajo la vuelta, esta venía dentro de una bolsita de plástico: con su factura y creo sinceramente que limpió hasta las monedas.

¿Cómo se las apañaría para semejante presentación en 5 minutos?). 

Viaje a Japón

Devolución del pago de un taxi

Viaje a Japón

Hotel balneario – Ryokan

 

 

 

 

Estando alojados en un hotel balneario – Ryokan, tienes que descalzarte antes de entrar en el hotel y meter tus zapatos en una consigna hasta que te marchas.

Bien, anduve descalzo por el entarimado de madera del hotel toda la tarde, cené y cuando me fui a duchar antes de dormir, tras 5 horas de deambular: ¡Los pies estaban más limpios que cuando me quité los zapatos!

El esfuerzo

Y es que desde niños los inculcan al pueblo Nipón un sentido de intentar mejorar su entorno, fijaros en estos niños y en como al encontrarse un caparazón de tortuga, con piedras le forman sus patitas, cabeza y cola.

Viaje a Japón

Niños en Templo Toshogu

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El lado oscuro

¿Es el sistema cultural japonés perfecto? Con un altísimo índice de suicidios y depresiones que alcanzan hasta la casa real no lo creo.

La seguridad

Es verdad que los japoneses caminan con grandes cantidades de dinero en efectivo porque la seguridad en sus calles es total y además para no perjudicar al comerciante procuran no pagar con tarjeta de crédito.

Viaje a Japón

Tortuga Toshogu

Sin embargo, llamó mucho mi atención que tanto en Osaka como en Tokio existen dos barrios rojos con presencia de mafias y prostitución.

Los tatus

En el país Nipón, los tatuajes están muy mal vistos porque suelen utilizarlos la Yakuza (mafia japonesa) por tanto cuando paseas por un barrio y ves a hombres en un agosto caluroso con camisas largas….

Las costumbres en el vestir son totalmente diferentes a las nuestras. Aquí no existe el sentido del ridículo o de lo que es o no elegante.

Paseando por Osaka puedes ver chicas y chicos elegantísimos, una treintañera con uniforme escolar muy corto, un chico teñido en “amarillo pollo” y un grupo de amigas todas vestidas como las protagonistas de un dibujo animado.

Ciertamente el japonés se siente libre en ese aspecto.

Viaje a Japón

Chicas vistiendo Kimonos de alquiler durante su visita a Kyoto

C O N T I N U A R Á

Nuestro próximo viaje a Japón con Viajes Savitur, su agencia de viajes en Málaga