Bariloche, la puerta del paraíso.

Bariloche, la puerta del paraíso.

Bariloche, la puerta del paraíso.Bariloche, la puerta del paraíso.Bariloche, la puerta del paraíso.Bariloche, la puerta del paraíso.Bariloche, la puerta del paraíso.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras las visitas a los parques nacionales de Tierra del Fuego, Canal Beagle y Glaciares; nos quedaba visitar el bellísimo lago Nahuel Wapi y todos sus alrededores.

Nos alojamos en Bariloche, una ciudad muy cuidada con aires alpinos, en momentos te traslada a una ciudad germana de montaña.

Sus chocolaterías, restaurantes, tiendas, iglesia y paseo marítimo, invitan a pasar una buena tarde. Nos alojamos en el fantástico hotel NH Edelweiss. Céntrico, confortable y con un magnífico servicio de restauración.