Iglesia turca tras la Ruta de S. Pablo

Turquía

La Iglesia en Turquía, resumen tras una Ruta de San Pablo

Entre junio y julio, un grupo de peregrinos malagueños, visitaron Turquía para recorrer la ruta de San Pablo.

Alumnos del Centro de Formación Teológico-PastoralCeset.

Tuvieron la oportunidad de conocer a través de encuentros con los principales protagonistas de la iglesia (católica y ortodoxa), la situación de los cristianos.

La actual Turquía, fue nuestra cuna. No en vano, se nos empieza a conocer bajo el nombre de cristianos en Antioquía….


Por eso, presididos por D. Gabriel Leal, profesor emérito de Sagrada Escritura y Lenguas Antiguas.

Fuimos profundizando a través de estos encuentros en la figura de San Pablo y en la historia reciente de la iglesia.


La iglesia en Konya

El primer testimonio, lo recogemos por boca de María Grazia Zambon, la mujer que mantiene la presencia cristiana en la ciudad de Konya.

Ella ha consagrado su vida para acoger a todo cristiano (peregrino o refugiados) que llega a esta ciudad.

Anatolia Central, es una de las más conservadoras, dentro del islam.

Ya en Estambul, tras haber recorrido los lugares paulinos y de los primeros padres: Éfeso, Hierapolis, Capadocia…


Patriarca

Visitamos, en la sede del patriarcado ortodoxo (el Fanar), a su Beatitud: el patriarca Bartolomé I.

El patriarca, presidió una ceremonia de bienvenida a nuestros peregrinos.

Cuando terminó, tuvimos la oportunidad de hablar extensamente con Bartolomé I, y saludarle personalmente.

La catedral de Estambul


La guinda del pastel, fue conocer de la mano de los padres salesianos, la historia reciente de la iglesia en Turquía.

En este lugar, fue delegado Apostólico, viviendo en una casa junto a la catedral del Espíritu Santo (donde nos encontrábamos) el Papa Juan XXIII.


Merece la pena escucharlos, porque repasa hasta la actualidad de los refugiados, sirios, todo el trabajo y dedicación por difundir la fe cristiana.

Si tienes interés en organizar o participar de una Ruta de San Pablo, o un viaje a Turquía.

Ponte en contacto con www.savitur.com o www.peregrinaciones.com y con mucho gusto, atenderemos sin ningún compromiso tu petición.

Turquía

Patriarca Bartolome I, posando junto a los peregrinos malagueños.

Somos una agencia de viajes en Málaga, desde donde atendemos a parroquias y comunidades de todo el mundo.

Turquía

Eucaristía en una iglesia rupestre de Capadocia

Visitamos a los Sherpas en Nepal

Nepal

El techo del mundo

Un periplo en pareja.

Explora conmigo este país con un profesional en sus vacaciones. ¿Cómo me gusta viajar a mí?

Para empezar, conocer con  Savitur, países interesantes. Se consigue porque antes hemos experimentado en carne propia.

Por eso, aquí te explico lo que hacemos previamente a sacar un nuevo destino a la venta.

Hemos recorrido en esta ocasión Nepal durante 15 días para que cuando vengas con nosotros, tus expectativas se vean sobradamente cubiertas.

Sin embargo, aunque lo asociamos a un país montañoso.

Cuando lo queremos visitar en profundidad, nos damos cuenta que podemos dividir en tres franjas el rectángulo que conforma su mapa:


Región del Pajar, compuesta por cordilleras y valles como el de Katmandú.

– Selvas húmedas de las llanuras de India (llanura de Terai).

–  Territorio de Parbat , formado por los Himalayas, plena de Montañas nevadas             y Upper Munstang.

Nepal

Nepal

LLANURA DEL TERAI:
CHITWAN

La primera visita que acometimos en nuestra bella aventura, fue el Parque Nacional: “Corazón de la Jungla”, un paraíso en la tierra.

Antigua reserva del rey. Se cuenta que entre el 18 y el 28 de diciembre 1911, al rey Jorge V (Reino Unido).

Le organizaron una partida donde se mataron 39 tigres, 18 rinocerontes, 4 osos y leopardos.

“La solución”

Afortunadamente hoy, está seriamente protegido por el ejército y las leyes equivalen matar a un tigre con la muerte de un ser humano.

Gracias a eso, los furtivos se lo piensan dos veces antes de entrar.

Al llegar nos alojamos en  Jungle Villa

Por suerte, este hotel cuenta con unos estándares de calidad y cuidado del medio ambiente increíbles, sus empleados pertenecen a la comunidad Tharu.

Ellos llegaron huyendo tras la invasión islámica en India.

Se refugiaron en esta jungla, gracias a que dicen, ser inmunes al paludismo.

¡Aseguran, que dicha protección, les viene de comer caracoles (los recogen diariamente) en el fango de los lagos!

Nada más llegar, te acompañan a sus casas para que veas su forma de vida.  Un poco más tarde, te devuelven la visita y muestran su folklore.

La visita en la Selva

Por la mañana, temprano, acompañados de un guía local (Tharu), entramos en el parque. Antes nos preguntaron, si queríamos hacer la visita a pie o en jeep.

Por suerte, nosotros, nos decantamos por el todo terreno.

En el 4×4, podíamos albergar más extensión de terreno que caminando.

¿Qué ropa llevar?

Dada la cantidad de tigres (te advierten de no portar colores como el amarillo ni rojo (porque los atraen).

El guía, lleva un “palo”, como toda protección contra la fauna.

Deciros, que nunca me esperé ver, un parque tan bien cuidado. Y con tanta diversidad. He tenido la fortuna de visitar Masai Mara, Serengueti, Iguazú … pero esto son palabras mayores…

Tuvimos mucha suerte: vimos, rinocerontes por decenas, pavos reales, águilas, osos, ciervos, monos, tigres, elefantes y por encima de todo es el paraíso de cualquier ornitólogo.

Nos llovió algún rato y, aun así, más bonito parecía,

Almorzamos sobre plataformas (que hay para ver los animales). Tambien, sirven para refugiarte si vas caminando y te encuentras con uno carnívoro.  Una gozada.

Por la tarde, en canoa por el río Ladhari. Nos topamos con un rinoceronte. Se bañó, justo delante nuestra y un cocodrilo pasó por debajo de nuestra canoa… ¡¡¡¡la leche!!!!

LUMBINI

El 5 de mayo de 2023, se celebró, la fecha del nacimiento de Buda.

Es el lugar donde tradicionalmente se sitúa el nacimiento de aquel que inició, esta filosofía espiritual con más de 400 millones de seguidores…. y allí nos fuimos.

Este santuario, tiene una extensión inmensa. Multitud de edificios patrocinados por los principales países budistas: Japón, Corea del Sur, China, etc

Nosotros, decidimos visitar, sólo el edificio que alberga y marca, donde nació  Siddharta Gautama.

Nació del costado derecho de su madre “Mayavedi” y siendo traído al mundo sin dolor.

La fiesta

Se congregaron, miles de peregrinos y la cola era muy larga.

Pero no daba tiempo a aburrirse, contemplando a todas las personas tan diferentes y coloridas que allí se concentraban.

Santones. Seguidores de Osho. Cantidad de indios portando ropajes coloridos, y sobre todo un atardecer de cine.

Junto al sitio, hay un ficus gigante, las personas meditan allí, y pasamos un buen rato. Respirando el ambiente.

A la caída del sol, se organizó una sesión de meditación. Congregándose una cantidad enorme de monjes, dirigidos en idioma inglés y nepalí.

Ya por la noche, (cuando refrescó). Empezó a llegar, muchísima gente y fue el momento de irse al hotel.

REGION DE PARBAT

Desde el santuario, partimos hacia la región montañosa. Hicimos una parada en Rani Mahal, también conocido como el Taj Mahal de Nepal.

Es un bello edificio, necesitado de restauración. Situado en un enclave rodeado de montañas junto al río Kali Gandaki. Su foto desde el puente colgante … maravillosa.

 

El palacio, fue construido como muestra de amor, hacia la amada esposa del general Khadga Shumsher Jung Bahadur Rana.

Continuamos ruta hasta Pokhara (la entrada a las Montañas y las rutas de Trekking).

Con unas vistas imponentes de los Himalayas. Su puesta de Sol desde el lago, nos ganó el corazón.

 

Nepal

Lago de Pokhara

Para empezar, fuimos seguidos por un Martín Pescador, durante todo el recorrido del lago. Mi alma volaba con él.

Visitamos la Gruta- templo de Gupteswar Gupha. Dedicada a Shiva.

Por desgracia, lamenté, profundamente no disponer de una cámara de fotos mejor, para echar un buen disparo a la maravillosa Devis Fall.

Así cómo que no me permitieran, grabar a los fieles que rezaban allá.

Subimos a las Montañas

Y por fin, salimos hacia los himalayas. En el camino, me encontré con un sitio que anunciaba, la segunda tirolina más larga del mundo, no me pude resistir…

La carretera, se empieza a poner interesante. Es absolutamente recomendable disponer de un vehículo 4 x 4 para acometer estos caminos sin asfaltar y con baches permanentes.

Camiones, que ocupan todo el ancho del camino. Buses con sus cláxones intimidantes, pero, aun así, los paisajes son ¡¡¡¡tan bonitos!!!!

Primer lugar de descanso en la montaña, bañarse en plena tormenta.

Llegamos por fin a Tatopani, pueblo de 6.000 habitantes, (Tato = Caliente, Pani = Aguas). Allí nos alojamos.

En esta aldea, hay dos piscinas de aguas termales muy rudimentarias (una de ellas se accede atravesando un puente de bambú). Suelen ser visitadas por gente local.

¡¡¡ No te lo pierdas y báñate!!! Yo lo hice dos veces. Una de ellas lloviendo, con tormenta y de noche. Nunca lo olvidare.

Ese vapor subiendo entre las gotas que caían con fuerza. Los relámpagos, el sonido del río, con la crecida de la lluvia… experiencia de los sentidos por sólo el equivalente a 50 céntimos de euro.

Eso sí, no te equivoques de alberca, que hay una donde se podría cocer marisco. Métete donde está todo quisqui; si no quieres que se rían de ti.

Hay un truco, si quieres presumir. Si vas a entrar en la que quema. Muévete muy lento y te sientas. Cuanto más despacio entres, menor es la sensación de calor.

MUSTANG

Para entrar en la zona cuya traducción sería: “sitio donde no llueve”. Hay que pagar una tasa diaria de 200 dólares (si eres extranjero).

Una de los lugares más protegidos del planeta.

A pesar de los baches. Merece la pena el sablazo.

El contraste que se aprecia, observando la cordillera del Annapurna (totalmente nevado).

Los montes sin árboles (la altitud no permite que tengan suficiente oxigeno), sus colores ocres, pueblos con tejados llenos de leña para pasar el invierno. Mágico.

La llanura del río y sus puentes colgantes te harán comprender que estás en un terreno único, hostil y bello al mismo tiempo.

Entre la carretera de Beni a Jomsom, encontramos pueblos de arquitectura Thakali.

Costumbres Sherpas.

Casas de piedras y tejados llenos de leña (a mayor madera combustible que acumules y muestres), más rico te consideran los vecinos.

Otras tradiciones, no infrecuentes en Mustang, es que una mujer se case, y conviva con varios hermanos.

Dada la alta mortalidad de los Sherpas, es una forma de asegurarse el cuidado de sus hijos.

Llegamos a Muktinath, y lo primero que me encuentro, es a un grupo de hombres practicando el tiro con arco y muchos caballos.

Lamentablemente, la arquitectura típica, se está perdiendo en favor del hormigón. Esto es debido a la alta afluencia de visitantes del santuario. Mayormente de origen indio.

El santuario

Peregrinos (tanto budistas como hinduistas), acuden aquí para orar a Vishnu y bañarse en sus fuentes heladas.

Algunos llegan en camilla (cercanos a la muerte) para buscar el perdón de sus pecados y reencarnar en una mejor vida.

 

Aquí, la altitud es considerable y conciliar el sueño es complicado (duelen las cervicales, cuesta respirar.

 

Volvemos al río Kali Gandaki y paseamos por las calles de Kagbeni. Almorzamos en el hotel Yac Burguer (una hamburguesa de carne de res local).

El establecimiento es confortable y la dueña muy simpática.

Mejor me hubiera pedido una pizza como hizo Raquel, ya que es muy correosa y difícil de digerir.

La aventura más dura.

Y ahora comienza la verdadera odisea, subir al Upper Mustang hasta Lo-Mangthang.

Horas de caminos de cabras en el Tata, sacudidos por un viento helado y unas vistas sólo aptas para los dioses….

Con el culo plano como una carpeta tras horas de baches enormes, llegamos al destino para dormir en una casa de Té.

Nos acogen muy bien, y nos permiten quedarnos alrededor del fuego de la cocina (el espacio más calentito de casa).

La noche en la habitación, fue otra cosa… con el gorro, calado hasta las orejas para evitar el frio en mi calva …  tremenda velada.

Las molestias por altitud

Tras haber subido a casi 5.000 metros, las uñas la tenia de color morado por la falta de oxígeno y el dolor cervical, hacía imposible dormir.

Al despertar, perdoné la ducha y nos dispusimos a visitar las casas cuevas cercanas a la frontera con el Tibet.

Paisajísticamente igual que su país vecino. También la cultura y las etnias son 100% tibetanas.

La ventaja aquí, es que al contrario que en su país de origen (China), Nepal no interviene en los cultos y costumbres, sus pueblos siguen siendo originales.

Visitamos un monasterio budista tibetano.

Retornamos a Lo-Mangthang y en el camino, una anciana con la cara negra – rojiza (quemada por el viento, frio y sol) nos pide que la acerquemos al pueblo.

A pesar de su avanzada edad, salta como un gamo al maletero mientras que yo a duras penas me podía sentar erguido en mi confortable asiento.

Tras despedirnos de ella, visitamos el reino escondido del Tibet en Mustang.

Su seminario con cientos de monjes, el palacio del rey, pero sobre todo pasar por sus calles y plazas.

Ver a los vecinos juntos mirar como con una piedra convierten el trigo en harina.

El viento omnipresente. Sus banderines de oración. Las piedras encaladas.

Acequias y mujeres paseando vacas y saber que estás en lo más alto del mundo le dan a ese paseo un sabor muy especial.

 

REGION DE PAJAR

Y decidimos bajar de nuevo a Tatopani, porque el físico no aguanta la altura.

Vuelvo a bañarme en sus piscinas termales y al día siguiente, nos vamos a Gorkha, el pueblo de los soldados más fieros de la Tierra.

Los británicos tienen un cuerpo de élite compuesto por soldados de este pueblo. Aseguran que no conocen el miedo.

Hay un dicho: si alguien dice que no tiene miedo, es un mentiroso o es de Gorkha. Con sus machetes, cuerpo a cuerpo son temibles. Unos militares fieles y muy disciplinados.

La diosa irascible

Allí se encuentra el santuario de Kali.

Una deidad irascible, a la que acuden sus fieles con pollos, cabras, y otros animales para sacrificarlos (antiguamente también humanos). Así creen evitar la mala suerte.

 

KATMANDU

Capital de Nepal. Con el cansancio acumulado, decidimos dar un paseo sin pretensiones.

Nos topamos con una procesión y carroza, dedicada a la diosa de la lluvia (dos meses antes de sembrar el arroz).

La carroza muy alta se dobla, y apoya sobre un edificio cercano. Los vecinos, no se sorprenden, con cuerdas intentan enderezar, lo que no tiene remedio.

Entre el estruendo: un vecino ríe y me comenta: “tecnología nepalí”.

Tras el terremoto, muchos de sus edificios permanecen apuntalados. En otros queda, el solar vacío y sus monumentos están descuidados y llenos de polvo.

Da pena. La corrupción política me dice un señor.

Subimos al día siguiente, al templo de los Monos. Bien interesante el santuario, y nos encontramos, con un grupo del sur de India, que insiste en fotografiarse con nosotros.

Sorprende la devoción popular.

Al atardecer, caminamos alrededor de la estupa Boudhath.

Allí, un amigo me explica, que algunos nepalíes (cuelgan en su collar), una llave de caja fuerte. Así los hijos piensan en el dinero que heredar, y los cuidan mejor. Me sonrío ante la sabiduría de los mayores.

Amanece, y vamos a la cercana Bhaktapur. Mucho mejor restaurada que la capital tras el seismo.

Me pongo a pensar que sus políticos han de tener más vergüenza comparándolos con los de Katmandú.

Que importante para bueno o malo, somos las personas.

Nepal, un país con un potencial enorme, gentes muy trabajadoras y sonrisas sinceras. Hasta la próxima.

Si quieres saber algo más de mí.

 

 

Colaboración con Museo Carmen Thyssen

Museo Carmen Thyssen

Recientemente, desde Savitur, tu agencia de viajes en Málaga, hemos colaborado con los Amigos del Museo Carmen Thyssen un viaje cultural a Bilbao y Santander.

Un grupo de 32 personas que forman parte de los amigos de tan dinámico museo, hemos tenido la oportunidad de visitar el Museo de Bellas Artes de Bilbao de la mano de Miguel Zugaza Miranda, su director. Este señor dirigió en una etapa anterior el Museo Reina Sofia y durante 15 años el Museo del Prado. Oportunidades así sólo se dan cuando se implican organismos y personas con voluntad de hacer las cosas muy bien. Museo Carmen Thyssen.

Museo Guggenheim

Por supuesto, no podía faltar una visita al Guggenheim, donde fuimos recibidos personalmente por su director Juan Ignacio Vidarte, otro espectáculo de visita, donde, no sólo te explican las obras expuestas, sino detalles de la construcción del museo, su día a día como institución y lo que significa en el contexto de la ciudad de Bilbao.

¿Cuál hotel elegimos en Bilbao?

Nos alojamos en el hotel Catalonia Gran Bilbao, una apuesta segura por comodidad, confort, ubicación y localización.

¿Qué visitamos en Santander?

Ya en Santander, empezamos visitando la Península de la Magdalena y su palacio para situarnos en tan bellísima ciudad. Nos alojamos en otro hotel céntrico y recién inaugurado Soho Boutique Palacio del Pombo.

La visita del Centro Botín, edificio diseñado por el arquitecto genovés Renzo Piano, comenzó con una fantástica exposición de su directora Fátima Sánchez en el auditorio, donde tras levantarse las cortinas de la sala nos sobrecogieron las vistas de la bellísima bahía.

Barbara, responsable del montaje de la exposición de la obra de Roni Horn, nos desgranó la vida de la artista a través de sus fotografías y esculturas.

Y por supuesto entre cultura y cultura, nos regalamos el paladar con la gastronomía local.

Próximos proyectos

Si quieres que te informemos de los próximos proyectos de los Amigos del Museo Carmen Thyssen y apuntarte ya sabes, no dudes en contactar con nosotros o con el museo directamente.

Más sobre Toon Espinosa